La función de las pestañas


Si bien cumplen con una función decorativa, el principal objetivo de las pestañas es impedir el paso de objetos extraños y bacterias a nuestros ojos.

Por esta razón deben cuidarse para que también mantengan nuestra salud estable.

La función de las pestañas es más trascendental de lo que parece, además de hacer ver los rostros hermosos y delicados, su tamaño y grosor determina en muchas ocasiones la expresión de la mirada, por esto, no es gratuito que tantas empresas de cosméticos gasten millones y millones en productos y publicidad, pues se trata de herramientas femeninas que se sabe es seguro mejorará la imagen del rostro ante los demás.

Las pestañas son importantes por: 

• Protegen tus ojos al servirles como un escudo, ya que impiden que objetos externos entren y puedan dañar el globo ocular.

• Evitan la entrada del polvo, arena, partículas de cristal y todos los agentes externos a los que la mirada se expone ante la contaminación del medio ambiente.

• Filtran la luz del sol, si no fuera así, el ojo se irritaría permanentemente, además de sufrir un posible desfase de tonalidades a falta de  moderación de la luz.

Cómo están constituidas:

• Parten de su base en la piel o folículo y a partir de ahí se conforman por pequeñas escamas de queratina, mismas que las hacen flexibles y resistentes. 

• Su coloración la permiten los pigmentos de melanina.

• Las pestañas crecen cuando se han caído,  aunque muy lentamente, casi de manera  imperceptible. 

Cuando se caen, vuelven a salir y desarrollarse en un periodo aproximado de 10 semanas. Su lapso de vida es de 5 meses. Existe una cantidad aproximada de 200 pestañas en el parpado superior y 80 en el inferior con una longitud cerca de los 5 a 8 milímetros cada una.

Sin embargo, aunque es una alineación de pelo protector del ojo, también pueden ser debilitadas y acelerarse su caída, en especial por los rayos ultravioletas. Por eso, es necesario mantener las pestañas sanas y fuertes, ya que no se trata solo de vanidad, necesitan mantenimiento para que realicen sus funciones naturales.

Tipos:

Espesas y arqueadas:
• No necesitan rímel.

Normales:
• Con un poco de rímel lucen bastante bien.

Escasas y débiles
• Requieren un cuidado especial. 

Tips:

Para darles brillo y fortalecer tus pestañas, aplícales aceite de oliva por las noches, antes de irte a dormir, así mismo,  para conseguir espesor y resistencia existen geles y cremas a base de queratina, aceite de ricino y phantenol que las nutren y las hidratan.

Existen cremas y geles a base de queratina, aceite de ricino y phantenol, que nutren, hidratan y acondicionan la superficie capilar.



0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Lenticom.com © 2012 | Todos los derechos reservados